Helenita Vargas

Helenita Vargas

La señora que hasta el más pequeño de los no artistas de colombia y el mundo, se le quitan el sombrero, el ser más tierno y dedicado al público colombiano especialmente, pues nos deleita con su música desde hace 35 años, hoy por hoy esta postrada en una clínica de Cali, esperando un transplante que logre que pueda seguir viviendo y así poder dejar ese lugar que por muy fuerte que sea la persona siempre la golpea y la hace sentir debil ante esa adversidad.

No es hora de adular a nadie y menos a la señora que nos robo el corazón no solo a los colombianos sino a los paises de habla hispana. Lo único que estamos haciendo hoy por hoy, es pedirle al todo poderoso que permita que se dé el milagro y que la grande señora llamada la Ronca de Oro, esté muy pronto con nosotros deleitandonos con sus canciones y con su amor de madre. Saludos a su hija y que bueno que tengas una madre como la señora Helenita Vargas la Ronca de Oro de Colombia.

La cantante popular de mayor producción y continuidad de los últimos treinta años llegó al mundo del espectáculo y el disco sin muchas expectativas. Para sorpresa de propios y extraños, su voz y personalidad, conquistaron primero a su Valle del Cauca y más tarde a Colombia.

Sofía Helena, su nombre de pila, nació en Cali y aspiró al título de Señorita Cali en 1951. Compitió con Leonor Navia, quien después sería coronada como Señorita Colombia.

Helenita Vargas, la cantante caleña, quien en el 2009 fue sometida a un trasplante de hígado, fue hospitalizada en la Clínica Valle del Lili, en el sur de Cali, donde ingresó como consecuencia de una afección respiratoria aguda.

Lázaro Vanegas, un periodista del espacio, la llamó por primera vez ‘La ronca’ hace 31 años.

Bohemia, confiesa que el trago le ha gustado muchísimo pero lo ha dejado por el trabajo, porque no quiere defraudar al público y perder vigencia. «tomaba antes de subir al escenario, pero no se lo recomiendo a nadie pues se pierden reflejos y no es bueno. No hay como disfrutar del éxito con sobriedad».

Para Helenita las lágrimas son tan necesarias como las notas para una canción. No las esquiva y reconoce que han sido un bálsamo en los momentos difíciles, porque a ella también le ha tocado su tajada de sinsabores, como el fracaso en su primer matrimonio.

Para hablar de Helenita Vargas nos falta tiempo y espacio, pero más o menos decimos lo que a grandes rasgos representa la vida de esta Extraordinaria Cantante Orgullo Colombiano.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

En Diviernet.com tus comentarios son muy valiosos Gracias por Comentar